Download bargota-074 PDF

Titlebargota-074
File Size4.8 MB
Total Pages521
Table of Contents
                            EL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN
	PÁGINA LEGAL
	CONTENIDO
		BIBLIOGRAFÍA
			Comentarios
			Revistas*
		ABREVIATURAS
		NOTA SOBRE LA TRADUCCIÓN DEL TEXTO
		INTRODUCCIÓN
			I. PLAN DEL CUARTO EVANGELIO
			II. TEOLOGÍA DEL EVANGELIO DE SAN JUAN
			III. LENGUA, ESTILO Y PROCEDIMIENTOS LITERARIOS
			IV. FORMACIÓN DEL CUARTO EVANGELIO
			V. FECHA DE COMPOSICIÓN Y EDICIÓN DEL EVANGELIO
			VI. AUTOR DEL CUARTO EVANGELIO Y LUGAR DE COMPOSICIÓN
			VII. FINALIDAD DEL EVANGELIO
			VIII. DESTINATARIOS DEL EVANGELIO
			IX. LA COMUNIDAD JOÁNICA
			X. RELACIÓN ENTRE JUAN Y LOS SINÓPTICOS
			XI. HISTORIA Y TEOLOGÍA EN EL CUARTO EVANGELIO
			XII. AMBIENTE CULTURAL DEL CUARTO EVANGELIO
			CONCLUSIÓN
		COMENTARIO
			PRÓLOGO HIMNO AL VERBO HECHO CARNE JN 1,1-18
				1. INTRODUCCIÓN
		PRIMERA PARTE EL LIBRO DE LOS SIGNOS JN 1,19–12,50
			SEMANA INAUGURAL: LA EPIFANÍA DE JESÚS (1,19–2,12)
				PRIMER DIA: TESTIMONIO DEL BAUTISTA (1,19-28)
				SEGUNDO DIA: JESÚS MESÍAS, EL QUE BAUTIZA EN EL ESPÍRITU SANTO (1,29-34)
				TERCER DIA: ANDRÉS Y SU COMPAÑERO (1,35-39)
				CUARTO DIA: SIMÓN, CONVERTIDO EN ROCA (1,40-42)
				QUINTO DÍA: ENCUENTRO CON FELIPE Y NATANAEL (1,43-51)
				SEXTO DÍA: SILENCIO
				SÉPTIMO DÍA: EL VINO DE CANÁ (2,1-11)
				CONCLUSIÓN (v. 11)
				8. JESÚS BAJA A CAFARNAÚN (2,12)
			EL SIGNO DEL TEMPLO (2,13-22)
				1. INTRODUCCIÓN (v. 13)
				2. LA PURIFICACIÓN DEL TEMPLO (vv. 14-17)
				3. PROMESA DE UN TEMPLO NUEVO (vv. 18-21)
				4. CONCLUSIÓN (v. 22)
			JESÚS Y NICODEMO (2,23–3,21)
				1. INTRODUCCIÓN (2,23-25)
				2. DIÁLOGO DE JESÚS CON NICODEMO (3,1-21)
				3. NOTAS
			ULTIMO TESTIMONIO DEL BAUTISTA (3,22-36)
				1. JESÚS BAUTIZA EN JUDEA (3,22)
				2. MINISTERIO DE JUAN EN AINÓN (3,23-24)
				3. CONTROVERSIA SOBRE EL BAUTISMO Y TESTIMONIO DEL BAUTISTA (3,22-30)
				4. EXPOSICIÓN TEOLÓGICA (3,31-36)
			LA REVELACIÓN A LOS SAMARITANOS (4,1-42)
				1. INTRODUCCIÓN (4,1-6a)
				2. JESÚS Y LA MUJER SAMARITANA (4,6b-26)
				3. JESÚS Y LOS SAMARITANOS (4,27-38)
				4. LA FE DE LOS SAMARITANOS (4,39-42)
			LA CURACIÓN DEL HIJO DE UN FUNCIONARIO REGIO (4,43-54)
				1. JESÚS REGRESA A GALILEA (vv. 43-45)
				2. LA CURACIÓN DEL NIÑO, UNA PEDAGOGÍA DE LA FE (vv. 46-54)
			EL SIGNO DE BETHESDÁ (5,1-47)
				1. EL PARALÍTICO DE BETHESDÁ (5,1-18)
				2. EL DISCURSO DE JESÚS (5,19-47)
				3. CONDENACIÓN DE LOS JUDÍOS (vv. 41-47)
			EL PAN DE LA VIDA (6,1-71)
				INTRODUCCIÓN
				1. LA MULTIPLICACIÓN DE LOS PANES (6,1-15)
				2. JESÚS CAMINA SOBRE LAS AGUAS (6,16-21; cf. Mc 6,45-52; Mt 14,22-33)
				3. DISCURSO SOBRE EL PAN DE LA VIDA (6,22-59)
				4. REACCIONES EN LOS DISCÍPULOS (6,60-71)
			LA SEMANA DE LOS TABERNÁCULOS (7,1–10,21)
				1. INVITACIÓN A UNA MANIFESTACIÓN MESIÁNICA (7,1-13)
				2. A LA MITAD DE LA FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS (7,14-36)
				3. EL DÍA GRANDE DE LA FIESTA (7,37–10,21)
				4. EL TESTIMONIO DE LA LUZ (8,12-20)
				5. ¿QUIÉN ERES TÚ? (8,21-30)
				6. LA PREEXISTENCIA DE JESÚS (8,31-59)
				7. CURACIÓN DEL CIEGO DE NACIMIENTO (9,1-41)
				NOTAS
				8. JESÚS, EL BUEN PASTOR (10,1-21)
			LA FIESTA DE LA DEDICACIÓN (10,22-42)
				1. INTRODUCCIÓN (10,22-23)
				2. JESÚS-MESÍAS (10,24-31)
				3. JESÚS-HIJO DE DIOS (10,32-39)
				4. JESÚS SE VA AL OTRO LADO DEL JORDÁN (10,40-42)
			LA RESURRECCIÓN DE LÁZARO (11,1-54)
				INTRODUCCIÓN
				1. LÁZARO ESTÁ ENFERMO (11,1-6)
				2. DECRETO OFICIAL DE MUERTE PARA JESÚS (11,45-54)
			LOS ÚLTIMOS DÍAS (11,55–12,50)
				INTRODUCCIÓN (11,55-57)
		SEGUNDA PARTE EL LIBRO DE LA GLORIA JN 13,1–20,31
			INTRODUCCIÓN
				1. TÍTULO
				2. EL SIGNO Y SU INTERPRETACIÓN
				3. CONTENIDO
			LA ÚLTIMA CENA Y LA DESPEDIDA DE JESÚS (13,1–17,26)
				1. EL LAVATORIO DE LOS PIES (13,1-20)
				2. ANUNCIO DE LA TRAICIÓN DE JUDAS (13,21-30)
				3. DISCURSOS DE DESPEDIDA (13,31–16,33)
			LA EXALTACIÓN POR LA CRUZ (18,1–19,42)
				1. EL PRENDIMIENTO DE JESÚS (18,1-12)
				2. AL PALACIO DE ANÁS (18,13-14)
				3. PRIMERA NEGACIÓN DE SIMÓN PEDRO (18,15-18)
				4. INTERROGATORIO EN CASA DE ANÁS (18,19-24)
				5. SEGUNDA Y TERCERA NEGACIONES DE SIMÓN PEDRO (18,25-27)
				6. EL PROCESO DE JESÚS ANTE PILATO (18,28-19,16a)
				7. EN EL CALVARIO (19,16b-24)
				8. JESÚS EN LA CRUZ (19,25-30)
				9. LA SANGRE Y EL AGUA (19,31-37)
				X. LA SEPULTURA DE JESÚS (19,38-42)
			LA GLORIFICACIÓN DE JESÚS POR LA RESURRECCIÓN Y ASCENSIÓN (20,1-31)
				I. EL SEPULCRO ABIERTO Y VACÍO (20,1-10)
				II. APARICIÓN A MARÍA LA MAGDALENA (20,11-18)
				III. “¡RECIBID EL ESPÍRITU SANTO!” (23,19-23)
				IV. LA CONFESIÓN DE TOMÁS (20,24-29)
				V. PRIMERA CONCLUSIÓN (20,30-31)
		EPÍLOGO APARICIONES DE JESÚS EN GALILEA JN 21,1-25
			I. LA PESCA MILAGROSA (21,1-8)
			II. EL PAN Y EL PESCADO (21,9-14)
			III. PEDRO, PASTOR Y MÁRTIR (21,15-19)
			IV. LA SUERTE DEL DISCÍPULO AMADO (21,20-23)
			V. SEGUNDA CONCLUSIÓN (21,24-25)
                        
Document Text Contents
Page 1

´ verbo divino

El evangelio
según san Juan

Salvador Carrillo Alday

Page 260

37 El último día, el día grande de la fiesta,
Jesús se puso de pie y gritó diciendo:
“Si alguno tiene sed, que venga a mí,
38 y que beba el que cree en mí”.
Como dijo la Escritura,
“de su interior correrán ríos de agua viva”.

Se discute a qué día se refiere el evangelista: al séptimo día de la
semana de los tabernáculos o al octavo, que era un día de reposo,
añadido tardíamente y que servía de clausura de las fiestas. Tenien-
do en cuenta la expresión “el día grande de la fiesta”, se trata proba-
blemente del séptimo día. Las ceremonias que se llevaban a cabo
ese día y las palabras de Jesús cuadran perfectamente.

La palabra pronunciada por Jesús en esta ocasión presenta en los
manuscritos puntuaciones diferentes. De la puntuación que se pre-
fiera, se siguen diferentes interpretaciones. Dos son las principales
posibilidades.

a) “Si alguno tiene sed, que venga a mí,
y que beba el que cree en mí”.
Como dijo la Escritura,
‘de su seno correrán ríos de agua viva’”.

b) “Si alguno tiene sed, que venga a mí y beba.
El que cree en mí, según dijo la Escritura,
de su seno correrán ríos de agua viva”.

Ante todo, en lugar de “de su seno” o “de su vientre”, se podría
traducir simplemente “de él” o “de su interior”, pues probablemente
hay en la base un texto arameo que permite esta doble versión.

El primer texto es sostenido por manuscritos latinos del siglo II,
por Padres (Hipólito, Cipriano, Ireneo y otros Padres occidentales)

LA SEMANA DE LOS TABERNÁCULOS (7,1–10,21) 259

VII,38”, RevBib 67 (1960) 224-225. P. Grelot, “Jean 7,38: eau du rocher ou
source du temple?”, RevBib 70 (1963) 43-51. J. B. Cortés, “Yet Another Look
at Jn 7,37-38”, CathBibQuart 29 (1967) 75-86. M. Miguens, “El agua y el Es-
píritu en Jn 7,37-39”, EstBíb 31 (1972) 369-398. G. D. Fee, “One more – John
7,37-39”, ExpTimes 89 (1978) 116-118. Z. C. Hodges, “Rivers of Living Water
– John 7,37-39”, BiblSac 136 (1979) 239-248. A. Pinto da Silva, “Giovanni
7,37-39”, Salesianum 45 (1983) 575-592. R. Robert, “Approche littéraire de
Jean 7,37-39”, RevThom 86 (1986) 257-268. B. H. Grigsby, “‘If Any Man
Thirsts…’. Observations on the Rabbinic Background of John 7,37-39”, Bi-
blica 67 (1986) 100-108.

Page 261

y por comentadores modernos: Loisy, Bultmann, Barrett, Jeremias,
Dodd, Braun, Boismard, Brown, Audet, Mollat, Hoskyns162.

De esta puntuación brota una interpretación cristológica. Jesús es
presentado nuevamente como el dador del agua viva (cf. 4,10;
19,34; 20,22; Ap 22,1). Quien tenga sed y crea en Jesús, que vaya a
él y beba, porque dice la Escritura que de su seno, de su interior, co-
rrerán ríos de agua viva. Esta referencia a la Escritura no es la cita
de un texto determinado. Pueden proponerse como posibles alusio-
nes los textos que se refieren a la roca del desierto de donde brotó
agua (Éx 17,5-6; Nm 20,7-11; Sal 78,15-16.24; 104,8; 105,40-41;
Dt 8,15; Is 43,20; 44,3; 48,21; 1 Cor 10,4) y también el río de agua
que sale del nuevo templo descrito por Ez 47,1-11 y comentado por
Zac 14,8 (cf. Jn 2,21; Ap 22,1ss).

El segundo texto es sostenido por los papiros P66, 75, por Padres (Orí-
genes, Cirilo de Jerusalén, Basilio, Atanasio), por comentadores mo-
dernos (Wescott, Schlatter, Bernard, Lightfoot, Bover, Dubarle, etc.)
y por ediciones críticas del texto (Nestle, GNT Bible Societies).

El sentido es: quien tenga sed, que vaya a Jesús y beba. Y esa
agua, recibida de Jesús, se tornará tan abundante en el creyente que
de su interior brotarán ríos de agua viva. Según esta interpretación,
el creyente es la fuente de agua viva, y el mejor comentario a este
pasaje lo ha dado el mismo evangelista por anticipado en el diálogo
de Jesús con la samaritana (4,13-14). En cuanto a la cita de la Escri-
tura, el texto que mejor refleja el pensamiento es Is 58,11: “Te guia-
rá Yahveh de continuo y serás como huerto regado o como manantial cu-
yas aguas nunca faltan”. Otras referencias a las que podría aludir el
evangelista son Zac 14,8; Prov 4,23; 5,15; 18,4; Eclo 24,30-33.

¿Cuál de las dos puntuaciones preferir? Nos inclinamos por la pri-
mera, pues la interpretación cristológica que de ella se desprende
armoniza perfectamente con el significado de la fiesta de los taber-
náculos, la fiesta judía más importante en tiempos de Jesús. Estaba
asociada con la llegada del día de Yahveh (Zac 9-14) y era también
la fiesta en la que se imploraba el agua nueva que aseguraría la fer-
tilidad de los campos. Cada uno de los siete días se organizaba una
procesión desde la fuente de Gihón hasta el templo. El sacerdote to-
maba agua de la fuente y la llevaba en un jarro; por su parte, la mul-
titud sostenía en sus manos ramas, símbolos de las tiendas, y frutos,
símbolos de la cosecha. Durante la procesión se cantaban los salmos

EL EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN260

162 Pío XII, Acta Apostolicae Sedis, Vaticano 1956, 303ss.

Similer Documents