Download dele b2 PDF

Titledele b2
File Size2.9 MB
Total Pages19
Document Text Contents
Page 1

OBJETIVO DELE B2 28.5.14.indd 1 28/05/14 08:58

Page 2

Introducción 5

Consejos

Prueba 1: Comprensión de lectura 9

Prueba 2: Comprensión auditiva y uso de la lengua 10

Prueba 3: Expresión e interacción escritas 12

Prueba 4: Expresión e interacción orales 21

Examen 1 Viajes 31

Claves 52

Examen 2 Artes y literatura 55

Claves 76

Examen 3 Deportes y pasatiempos 79

Claves 100

Examen 4 Cine y televisión 103

Claves 124

Examen 5 Naturaleza y medioambiente 127

Claves 148

Examen 6 Ciencia y tecnología 151

Claves 172

Transcripciones 175

Índice

Page 9

Viajes
ExAmEN 1

Page 10

32

ExAmEN 1

TExTO

LOS DIEZ MONUMENTOS MÁS VISITADOS DEL MUNDO

En cada ciudad hay uno, porque además de representar un valor arquitectónico o artístico, tienen un

valor histórico o social: son los monumentos, obras públicas con un carácter conmemorativo que llaman la

atención de turistas del mundo entero. A continuación veremos cuáles son los diez monumentos preferidos

por los viajeros de todo el planeta.

La Catedral de Notre-Dame de París cuenta con doce millones de visitantes al año. Es una de las más

antiguas del mundo y tiene un asombroso diseño gótico, por lo que ha aparecido en diferentes produccio-

nes cinematográficas. Muy cerca de la Catedral de Notre-Dame, la Torre Eiffel se levanta como el símbolo

de Francia y su capital, París, recibiendo algo menos de siete millones de visitas por año. Se trata de uno de

los monumentos más famosos del planeta, diseñado y construido por el ingeniero Gustave Eiffel en 1889.

Este mismo arquitecto es el responsable de otro de los monumentos más famosos del mundo, esta vez em-

plazado en Nueva York: la Estatua de la Libertad recibe alrededor de cuatro millones de visitantes al año y

fue un regalo de los franceses a los estadounidenses para celebrar el centenario de la Declaración de Inde-

pendencia del país americano en 1886.

Pero Estados Unidos no solo tiene la Estatua de la Libertad en este llamativo listado. El Lincoln Memorial

en Washington, creado en memoria del expresidente Abraham Lincoln, también está dentro de los más co-

diciados del mundo, con cuatro millones de visitas anuales.

España no se queda atrás. El Palacio de la Alhambra recibe más de tres millones de visitas cada año,

constituyéndose como el monumento más visitado de este país. También en Europa, la capital de Italia

cuenta con un monumento visitado por más de cinco millones de turistas anuales: El Coliseo es un anfitea-

tro de la época del Imperio Romano que fue construido en el siglo I.

Siguiendo a la Catedral de Notre-Dame en número de visitantes, sorprenden los nueve millones de visi-

tas anuales que recibe la Gran Muralla China, así como la Ópera de Sidney, en Australia, con siete millones

de visitantes cada año.

Finalmente, Egipto e India son otros de los países favoritos de los turistas que buscan monumentos. La

Pirámide de Guiza, por ejemplo, con tres millones de visitantes al año, es la pirámide más grande de Egip-

to y la más antigua de las Siete Maravillas del mundo, pues se terminó de construir en el año 2570 a. C. El

Taj Mahal, por su parte, tiene una sorprendente arquitectura, pero sobre todo es un símbolo de amor: las

leyendas de la India cuentan que el emperador Sha Jahan mandó construir este palacio como un regalo

póstumo para su esposa. Más de dos millones de turistas llegan cada año al Taj Mahal para disfrutar de su

lujo y sus historias.

Basado en "Los diez monumentos más visitados del mundo", de www.eldiario.com.ar

Instrucciones:

Usted va a leer un texto sobre los monumentos más visitados del mundo. Después, debe con-
testar a las preguntas (1-6).
Seleccione la respuesta correcta (a / b / c).

Tarea 1

PRUEBA 1 ComPREnsión dE lECtURA

Duración de la prueba: 70 minutos
Número de ítems: 36

Page 18

172

ClAVEs 6

PRUEBA 1 ComPREnsión dE lECtURA

Tarea 1
1. B
“Allí identificaron científicos de la Universidad de Oxford, en

Reino Unido, una región del cerebro humano única, que no
aparece en el cerebro de nuestros parientes más cercanos,
los monos”.

2. A
“[…] explica Franz-Xaver Neubert, experto en psicología

experimental y autor del estudio publicado en la revista espe-
cializada Neuron”.

3. A
“Los investigadores [...] observaron un área específica –ge-

neralmente relacionada con los procesos de toma de decisio-
nes, la capacidad de hacer varias tareas de forma simultánea y
de anticipar estrategias– que no está presente en los cerebros
de los monos analizados”.

4. B
“‘Una de las cosas sorprendentes es que encontramos

enormes similitudes en la organización de estas áreas en el
cerebro humano y en el de los monos’, dice Neubert”.

5. C
“Toda clase de funciones se han atribuido a esta región,

pero en general creo que la gente tiende a pensar que pue-
de estar involucrada en lo que algunos llaman multitarea”.

6. C
“Sin embargo, otro de los hallazgos de este estudio no se

basa en lo que nos diferencia, sino en lo que nos une. […]
Por lo tanto, dice Neubert, aunque se podría pensar que

estas zonas del lenguaje y la flexibilidad cognitiva […] son un
desarrollo absolutamente nuevo en los humanos, según estos
resultados no lo son”.

Tarea 2
7. B
“Ese descubrimiento se transformaría en mi primera plan-

ta fósil de especie nueva, y también llamaría la atención de los
botánicos y de otras disciplinas de las ciencias naturales […]
Así empezó la línea de investigación que llevo hasta ahora, la
“Paleosilología” (estudio de las maderas fósiles)”.

8. A
“Fue un momento tan glorioso que no me atrevía a volver a

mirar por miedo a que desapareciera”.
9. A
“Me puse a llorar de alegría”.
10. D
“Aislar un retrovirus no es un momento específico, ni un

golpe de efecto, ni una escena espectacular. Es un trabajo mi-
nucioso, pasito a pasito, que requiere cotejos, pruebas y más
pruebas”.

11. B
“Mi suegro […] buscaba yacimientos de minerales a través

de los vegetales y siempre me traía maderas con distintas ca-
racterísticas para que yo las analizara […] Hasta que una vez
me trajo […] una madera que según él tenía muchos minera-
les y era una madera fósil, entonces me dio mucha curiosidad
y decidí ir a cortar esta roca para estudiar los minerales. Ese
descubrimiento se transformaría en mi primera planta fósil
de especie nueva”.

12. D
“Empecé a encontrar a los enfermos [de sida] en el Instituto

Pasteur. […] Aprendí a escuchar. A comprender las priorida-
des. Este fue mi primer descubrimiento”.

13. C
“Mi primer descubrimiento importante fue el de Tachero

(ubicado en Anaga, Tenerife), un yacimiento excepcional del
Pleistoceno Superior, con más de 100 especies de moluscos
fósiles, muchos de ellos de una fauna tropical ya extinguida
en [las islas] Canarias”.

14. A
“Mi primer hallazgo importante fue en Argentina en 1988.

Estábamos explorando una gran área de 150 kilómetros cua-
drados, que recorrimos de punta a cabo sin ningún resultado,
y ya nos íbamos a dar por vencidos”.

15. C
“Me gustaría dedicar aquí un recuerdo emocionado al na-

turalista Efraín Hernández, que colaboró tan eficazmente en
las prospecciones de este importante yacimiento”.

16. D
“[…] un día observé que había algo que nunca había visto

antes, pero no quise decírselo a nadie. Por prudencia y por
estar más segura”.

Tarea 3
17. G
18. A
19. f
20. B
21. h
22. D

Tarea 4
23. C
Si bien las tres alternativas son preposiciones de lugar que

refieren a lo mismo, las alternativas “a” y “b” necesitan ir se-
guidas por la preposición “de” para operar correctamente. En
oposición, la palabra “frente” es la única que requiere ir se-
guida por la preposición “a”, que es la que ofrece el texto.

24. A
Considerando que el párrafo habla de “la computadora”,

para no repetir esta palabra podemos escoger un pronombre
de objeto directo que la sustituya. Al tratarse de una palabra
femenina y singular, el pronombre adecuado será “la”.

25. C
Este párrafo nos presenta el conector condicional “a me-

nos que”. Este tipo de condición se presenta de forma nega-
tiva, como un obstáculo para cumplir la acción principal y, en
términos gramaticales, siempre deberá ir seguida por un ver-
bo en subjuntivo. En este sentido, la opción “c” es la única que
propone un verbo en modo subjuntivo.

26. B
Este párrafo nos presenta una fórmula comparativa de su-

perioridad, en este caso propuesta a partir de sustantivos. La
fórmula de este tipo de construcciones sería, por ejemplo: en
la cesta hay más + manzanas + que + peras. Para este tipo
de comparaciones se hace necesaria la palabra “que”, a di-
ferencia de las comparaciones de igualdad, que suelen reque-
rir “como”.

Page 19

173

ClAVEs 6

27. B
Por regla general, la conjunción adverbial “sin que” va

siempre seguida por verbos en modo subjuntivo. Ahora bien,
considerando que dos de las alternativas presentadas son ver-
bos en subjuntivo (bloquearan es imperfecto de subjuntivo y
bloqueen es presente de subjuntivo), debemos prestar aten-
ción al tiempo gramatical usado en el resto del párrafo. En
este caso solo se usa el presente, por lo que el verbo requerido
debe ser la alternativa “b”, es decir, el presente de subjuntivo.

28. A
En este caso, necesitamos una palabra que actúe como un

adjetivo que determine el sustantivo “cruces”. Esto elimina
de inmediato la alternativa “c”, que presenta un gerundio. Las
dos primeras alternativas, en su forma de participio, sí podrían
funcionar como adjetivos, sin embargo solo la alternativa “a”
coincide en género y número con “las cruces”.

29. B
El verbo “transformarse” necesita ir seguido de la preposi-

ción “en” para referir al resultado de la transformación.
30. C
La palabra que necesitamos en este caso es un conector

temporal que podría ser “cuando”, “en cuanto” o “al”. Las tres
alternativas, entonces, cumplen la función gramatical referi-
da. La única diferencia es que solo la alternativa “c” requiere
ir seguida de verbos en infinitivo, mientras que las alternativas
“a” y “b” pueden ir seguidas por verbos conjugados en indica-
tivo o subjuntivo, dependiendo del contexto.

31. C
El marcador temporal “luego” nos informa de una acción

que ocurre con posterioridad. Técnicamente, se está hacien-
do referencia al futuro, lo que en términos gramaticales podría
hacerse utilizando el futuro o el presente. Considerando que
las alternativas ofrecen dos verbos en pasado y uno en futuro,
el verbo “serán”, conjugado en futuro, es la opción correcta.

32. B
En este caso, debemos seleccionar el verbo que sigue al

marcador temporal “cuando”, que puede ser indicativo o
subjuntivo. El criterio para elegir el modo verbal depende del
tiempo al que hace referencia la totalidad de la oración: pres-
taremos atención, entonces, a “una fanfarria estalla poco antes
de la explosión…”. El verbo, como vemos, está en presente.
Esto nos lleva a descartar la alternativa “c”, que podría ser usa-
da si se hiciera referencia al pasado. Al mismo tiempo, el verbo
en presente nos lleva a descartar la alternativa “a”, planteada en
presente de subjuntivo, porque ese modo verbal requeriría una
oración referida al futuro. La opción correcta, entonces, es el
presente de indicativo, pues se está haciendo referencia a
una acción atemporal, que ocurre repetidas veces.

33. C
Aquí debemos escoger la conjunción adecuada entre las

tres que se nos presentan. Empezaremos descartando la alter-
nativa “a” pues, si quisiéramos usar la preposición adversativa
“o”, tendríamos que utilizar su alomorfo “u” cuando la palabra
que viene empieza también con “o”, como “olor”. En cuanto
a las dos alternativas restantes, si bien tanto “y” como “ni”
cumplen la misma función de conjunción copulativa, al en-
contrarnos con una proposición negativa (“no hay humo…”)
necesitaremos la versión negativa que nos provee la conjun-
ción correcta “ni”.

34. A
Una de las distinciones en el uso de subjuntivo / indicativo

tiene que ver con la existencia o no existencia de objetos, per-
sonas o lugares. Los verbos relacionados con la no existen-
cia de algo estarían conjugados en subjuntivo, en tanto que
la existencia concreta se relaciona con el indicativo. El contexto
de este párrafo es: “no hay humo que…”, lo que nos indica la
necesidad de contar con un verbo en subjuntivo para comple-
tar la oración. De este modo descartamos la única opción en
indicativo (la “b”). Para elegir entre las dos opciones restantes,
debemos prestar atención a la correspondencia de número
entre los nombres y el verbo. Así, al tener dos elementos que
no hay (“humo” y olor a “pólvora”), el verbo elegido debería
ser plural y no singular, lo que nos lleva a escoger el verbo en
subjuntivo y plural de la opción “a” como el correcto.

35. B
De las tres preposiciones ofrecidas, dos de ellas tienen sen-

tido al referirnos a algo que ocurre del otro lado de una venta-
na. “En torno” hace referencia a algo que ocurre alrededor, lo
que no corresponde con el sentido de la oración y, además, re-
quiere ir seguido por la preposición “a” en vez de la que apa-
rece en el texto (“de”). Las otras dos alternativas (“a través” y
“mediante”) tienen el mismo sentido, pero “mediante” no re-
quiere ir seguida de una preposición. Considerando que el tex-
to incluye la preposición “de” después del espacio en blanco,
“a través” es la alternativa correcta pues siempre debe ir se-
guido de “de”.

36. B
El verbo que necesitamos en esta oración debe hacer refe-

rencia a la existencia o no existencia de algo, en este caso de
“viento”. Para este fin, los verbos “estar” y “haber” pueden
ser de utilidad, descartando el verbo “ser” que no suele usar-
se en este sentido. De las dos alternativas restantes, debemos
recordar que por regla general usaremos “hay” seguido por
sustantivos comunes, números o artículos indefinidos (un,
una, etc.). En contraste, usaremos estar seguido por sustan-
tivos propios o artículos definidos (el, la, los…). Considerando
que la oración habla de la existencia de “viento”, que es un
sustantivo común no encabezado por ningún artículo, sabe-
mos que la opción correcta es el verbo “hay”.

PRUEBA 2 ComPREnsión AUditivA
y Uso dE lA lEngUA

Tarea 1
1. B
“¿Cómo? ¿Con un microchip en la cabeza ya sabremos un

nuevo idioma? ¡Qué pasada! […] ¡Qué va! Esto avanza muy
deprisa, tú y yo lo vamos a poder disfrutar, ya lo verás”.

2. C
“Pues que creo que tiene muchos más pros que con-

tras…”.
3. B
“Tómatelo a risa pero a mí no me hace ninguna gracia, hay

muchos científicos que opinan como yo”.
4. B
“Chica, ¡qué abuelita estás hecha! Ya nadie utiliza el telé-

fono solo para llamar…”.

Similer Documents