Download Derecho Procesal en El Siglo Xx Montero Aroca PDF

TitleDerecho Procesal en El Siglo Xx Montero Aroca
Tags Virtue Procedural Law Jurisdiction Judge
File Size238.2 KB
Total Pages64
Document Text Contents
Page 33

de los ciudadanos, en su libertad para conformar y solucionar relaciones
jurídicas, pero últimamente se plantean como medios para evitar el pro-
ceso, como alternativas al mismo, capaces de hacer disminuir el número
de procesos. El arbitraje ha sido regulado en los últimos años en casi
todos los países, con la pretensión de “prevenir y reducir la sobrecarga de
trabajo de los tribunales” , y no como una manifestación de la libertad
de los ciudadanos para resolver sus conflictos, pero no parece que esté
teniendo mucho éxito en aquella finalidad. La mediación y la concilia-
ción están dando lugar a nuevas formas de solución de conflictos, con
manifestaciones de muy variada condición que van desde las Alternative
Dispute Resolutions de Estados Unidos hasta órganos de composición
para los consumidores en otros países.

b) El acceso al proceso. El aumento de la litigiosidad tiene su origen,
en parte, en la ampliación de la base social de la clases medias, de los
poseedores o de los que han accedido a la posibilidad de tener conflictos
económicos y, también en parte, dicho aumento responde al fenómeno
social del consumo de masas que ha afectado incluso a las capas de la
población menos favorecidas económicamente. El caso ha sido que el
tradicional beneficio de pobreza ha tenido que irse sustituyendo en los
diferentes países por la Legal Aid (inglesa, 1949 y 1974), aide judiciaire
(francesa, 1972), Legal Service Corporation (norteamericana, 1974), pa-
trocinio ai non abbienti (italiana, 1973), Verfahrenshilfegesetz (austriaca,
1973), Prozesskostenhilfesesetz (alemana, 1980) y asistencia judicial gra-
tuita (española, 1996). Naturalmente todas estas leyes no han resuelto el
problema de base, pero por lo menos han contribuido a hacer algo más
efectivo el derecho de acción.

c) Las partes y su legitimación. De la legitimación sólo pudo comenzar
a hablarse cuando la acción se separó del derecho subjetivo material, pues
a partir de entonces pudo cuestionarse la admisibilidad de peticiones de
actuación del derecho objetivo en el caso concreto sin afirmación de ti-
tularidad del derecho subjetivo, esto es, de la llamada legitimación ex-
traordinaria. Por ese camino se admitió, primero, el reconocimiento de
legitimación a un particular para ejercitar el derecho de otro particular,
porque ése es el medio más adecuado, cuando no el único, para la efec-
tividad del derecho de aquél (caso de la acción subrogatoria, por ejem-
plo), se pasó después a la admisión de legitimación extraordinaria por
razones públicas (al Ministerio Público en los procesos no dispositivos)

468 JUAN MONTERO AROCA

Similer Documents