Download mjma.pdf PDF

Titlemjma.pdf
TagsJapan Greek Mythology Mythology Folklore Shinto
File Size1.7 MB
Total Pages191
Document Text Contents
Page 2

*


MASAHARU ANESAKI

Page 190

[82] La idea budista es que el karma, que hace que uno se transforme en serpiente, establece una camaradería con otras
serpientes, lo que posibilita una relación amorosa con una de ellas. Pese a sus piadosas intenciones. Nanzo-bo era en
realidad un animal.

[83] Las luces vistas en la noche oscura sobre las marismas se explican a veces como antorchas encendidas
para la boda de dos zorros.

[84] La carta está escrita imitando el lenguaje de las aves, y alude poéticamente a las características de varios
pájaros.

[85] El nombre Uso-Dori podría significar “pájaro yacente”, nombre que pudo ser el origen de la historia.

[86] La palabra matsu significa a la vez “pino” y “aguardar”. El relato trata de dos amigos a quienes les gustaba
escuchar el susurro de los insectos en el campo Abe-no. Uno de ellos muere allí y desde entonces canta plañideramente
en armonía con los insectos mientras espera que su amigo se reúna con él.

[87] El tributo pagado al pino es de origen chino, pero su perennidad sugiere prosperidad, y las
dimensiones que a menudo alcanza simbolizan la longevidad.

[88] El basho es el bananero, pero el nombre tiene asociaciones en chino y japonés muy distintas del nombre
en otros idiomas. En Japón, el bananero no da frutos, sus hojas se asocian siempre con la idea de fragilidad y su

aspecto mustio en el otoño sugiere la evanescencia .
[89] Se dice más en el poema acerca de la relación entre la realidad y la apariencia, desde
el punto de vista budista del “Sendero del Medio”. Para ello ver Nichiren, de Anesaki.

[90] Kocho Monogatari del siglo XVII.

[91] Las flores se enumeran en la historia como sigue: calabaza-vinatera (o «Dondiego de noche»),
yamabuki (Kirria japónica), omiruimesh, o la “dama-flor” (Patrinia scabiosaefolia), lirio, enredadera, crisantemo, glicina, loto, etc.
Esta historia fue sugerida evidentemente por la similitud de las plantas en el capítulo V del Loto de la Verdad

[92] El nombre puede significar «Según el viento», «Pequeño campo». No es posible saber si el
nombre fue inventado para la historia o si era un nombre real.

[93] Sus flores ofrecen un tono azulino.

[94] Cf. Japanese floral Calendar, de E. V. Cleinent, Chicago, 1905; «Fiestas de la Flora y las Flores», en su Japan and his Art,
Londres, 1889; Japaǹ s Year, de Carrtithers.

[95] El uguisi japonés, llamado comúnmente “ruiseñor” tiene asociaciones muy diferentes a las de su homólogo
occidental. Su alegre canto se considera como el heraldo de la primavera. Se dice que sus notas repiten Hokke-Kyo, el
nombre japonés de la escritura budista El Loto de la Verdad.

[96] Un colchón puede ser con frecuencia de hojas. Según el profesor Weiner, de la Universidad de Harvard,
los colchones de esta clase se exportaban desde China al Asia Central y aún más al oeste, y de aquí el nombre de
“bed” o “Bett” corrupción de la palabra china But, correspondiente a la última sílaba de shobu.

[97] Clara A. Walsh, The Master Singers of Japan, pág. 103. Con referencia a este poema Miss C. E. Fuerness, del
Vassar College, nos dice algo interesante: ella escribe: «Me gustaría mencionar un poema porque se refiere a un punto
que he observado a menudo, pero que nunca lo he visto referido a algún sitio. A veces he visto caer la luz de la luna
sobre un árbol cuyas hojas se han agostado con las escarchas del otoño. Hay varios cerca de nuestro observatorio, y
como mis tareas me obligan a salir por la noche, miro a la luna a través de esas hojas o la veo brillar sobre un árbol. El
efecto es más bello cuando las hojas amarillean que cuando están rojas. Entonces, el paisaje semeja la tierra de las hadas,
o incluso algo más etéreo, que yo no puedo ya asociar a las hadas con el silencio nocturno. A menudo es tan inmenso el
silencio que oigo caer una hoja, rozando otras hojas a su paso hacia tierra. Los poemas japoneses parecen ser más
íntimos, más melancólicos que los nuestros.»

[98] Japanese Fairy Tale s Series, n.° 25.

Page 191

[99] Para la idea y la práctica de la «dedicación», en japonés, eko, véase Buddhist Art, cap. 1; se cree que
toda obra interpretada con una intención piadosa obra un bienestar espiritual sobre el difunto.

[100] The Classical Poetry of the Japanese, de B. H. Chamberlain, págs. 199 y ss.

[101] Para la Isla de las Mujeres, cf. The Mythology of all races, vols. III, 117, y IX, 140, y sus referencias;
también The Religion of the Ancient Celts, Edimburgo, 1911, pág. 385, de J. A. MacCulloch.

[102] Se considera indispensable un pino en un jardín respetable, y a menudo se colocan debajo
del mismo una grulla y una tortuga de bronce o loza.

[103] Yaré es una exclamación japonesa. En el original se repite con mayor frecuencia.

[104] Sama significa «venerable».

[105] El heredero del dictador Minamoto.

[106] El dios de Mishima era adorado por los Minamoto y los samuráis en general, después de
Hachiman.

[107] Es decir, «alcanza destreza en la escritura a mano»


[108] Al pensamiento anhelante o deseo se le llama “corazón rojo” y se dice que es una respuesta favorable a una carta
de amor que sea de “colores delicados” o “bien tintada”.

Similer Documents